Texto

"Allá donde me lleve la Imaginación..."

26 diciembre 2013

Roscón de Reyes



Mi reto de estas navidades era preparar un roscón de reyes y aquí está!! Lo he conseguido!! y el resultado me ha encantado, al no tener panificadora he tenido que amasar a mano, por lo que me ha tocado trabajar un poco más, pero ha merecido la pena. En casa ha sido todo un éxito, así que aquí os dejo con la receta, que me la facilitó una amiga que lo llevaba haciendo ya unos cuantos años y este ha sido el resultado.

Os dejo con los ingredientes y su elaboración....

INGREDIENTES:
Para el azúcar glas aromatizado:
  • 120 g de azúcar normal
  • La piel de medio limón ecológico
  • La piel de media naranja ecológica

Para la masa madre: (todos los ingredientes a temperatura ambiente)
  • 70 g de leche
  • 10 g de levadura fresca de panadería 
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 g de harina de fuerza

Para la masa principal: (todos los ingredientes a temperatura ambiente)
  • 60 g de leche
  • 70 g de mantequilla
  • 2 huevos medianos
  • 15 g de levadura fresca de panadería
  • 30 g de aroma de azahar (para mi gusto con 15 g es suficiente)
  • 450 g de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal

Además también necesitaréis para la decoración…
  • Huevo batido
  • Azúcar humedecido (azúcar normal con unas cucharaditas de agua)
  • Fruta confitada (naranja, cerezas, calabacín…)
  • Miel y agua (para darle más brillo, esto es opcional)




ELABORACIÓN TRADICIONAL:
Comenzamos preparando el azúcar aromatizado. Para ello rallamos la piel de los cítricos (sin llegar a la parte blanca) y la mezclamos con el azúcar glas. Reservamos.
Nos disponemos a preparar la masa madre: Deshacemos con los dedos la levadura en la harina, y mezclamos todos los ingredientes de la masa madre hasta formar una bola. No es necesario que quede una masa uniforme, solo formar una bola compacta
Llenamos un bol con agua templada, y colocamos la bola dentro. Dejamos ahí la bola hasta que aumente su tamaño y flote. Yo la dejé una hora aproximadamente, así que a echarle paciencia!! 
Masa madre una vez ha aumentado su volumen















Cuando la bola de masa madre esté lista para usar, nos pondremos a  preparar la masa principal. Para ello, deshacemos con los dedos la levadura en la harina. Agregamos la leche, los huevos, el azúcar glas aromatizado, la pizca de sal, el aroma de azahar, la masa madre que hemos preparado previamente, y mezclamos bien.

Pasamos esta masa a una superficie de trabajo como la encimera, previamente enaceitada y comenzamos a amasar. La masa os resultará pegajosa así que os aconsejo embadurnaros las manos con un poco de aceite, así la masa será más manejable. Amasamos unos 5 minutos, y empezamos a agregar la mantequilla (a trocitos y a temperatura ambiente) poco a poco mientras que seguimos amasando. Amasamos otros 10 minutos aproximadamente, hasta que obtengamos una masa homogénea.Formamos una bola, y la dejamos reposar en un bol tapado con un paño hasta que doble su volumen en un lugar libre de corrientes de aire (os vale el horno o microondas apagado). Yo lo dejé unas dos horas y media. 

Masa del roscón antes de levar y una vez que ha aumentado su volumen

Cuando la masa haya doblado su tamaño, amasamos ligeramente para que pierda el aire, y aquí ya depende de lo que queráis hacer, podéis hacer un superoscón de reyes o bien como fue mi caso, dividí la masa en dos porciones dando lugar a dos roscones, uno grande y otro mediano. También podéis preparar uno grande y mini-rosconcitos, esto ya depende de cada uno. Yo los dividí, porque mi horno no es tan grande para que quepa un roscón de tanto tamaño, así que decidí dividir la masa en dos.

Ahora toca darle forma a nuestro futuro roscón, para ello hay que introducir los dedos en el centro de la bola e ir abriéndolo con cuidado hasta formar una circunferencia, si habéis optado por dividir la masa haréis dos bolas y el procedimiento será el mismo, es decir, introduciremos los dedos en el centro de las bolas e iremos abriéndolo con cuidado. Después los pasaremos a una bandeja para horno previamente forrada con papel de horno y un truco  para que durante el levado y horneado no se cierre el agujero típico del roscón, es colocar en el centro un aro de emplatar untado en aceite.

Roscón con forma, antes y después de aumentar su tamaño y con el aro de emplatar colocado en medio
 A continuación, pincelamos nuestros roscones con huevo batido, colocaremos las frutas confitadas y finalmente el azúcar humedecido y es el momento si queréis de introducirle el haba y la figurita por dentro de la masa, con mucho cuidado, también podéis hacerlo una vez vayáis a rellenar el roscón y meterlo en el interior del relleno, como ha sido mi caso.
Dejaréis reposar de nuevo el roscón ya decorado, hasta que vuelva a aumentar su volumen, aproximadamente unas dos horas o dos horas y media en un lugar libre de corrientes personalmente lo metí en el horno apagado, también os vale en el microondas apagado

Roscones decorados, listos para entrar al horno



















Por último sólo nos queda hornearlo, con el horno precalentado a 200º, introduciremos el roscón y bajaremos la temperatura a 180, deberá estar horneándose unos 20/25 minutos y… ya lo tenemos!!!! Nuestro roscón listo para devorar!!. Ya depende de vosotros si lo queréis rellenar o no. Yo lo he rellenado de nata, pero podéis rellenarlo de chocolate, crema pastelera… en fin… de lo que más os guste y sobre todo disfrutarlo en buena compañía, ja,ja… 




Espero que os haya gustado la receta de hoy, es la última receta del "Especial - Navidad", así que os deseo un: FELIZ AÑO NUEVO y un FELIZ DÍA DE REYES!!!! Nos vemos muy pronto con otra nueva receta que ya la estoy planificando. Pasadlo genial y disfrutad de lo que queda de las fiestas!!!!!



NOTAS:
Os dejo con unos consejos muy útiles para que vuestro roscón sea: “El Roscón Perfecto”
- Para el roscón de reyes necesitaremos levadura fresca, suele encontrarse en las neveras donde están los yogures y la mantequilla y vienen dos paquetitos cada uno de 25gr, personalmente la he comprado en mercadona.
- El aroma de azahar lo he encontrado en Carrefour, en la zona de la repostería.
- He tamizado la harina de fuerza antes de añadirla a las masas, para que quede una masa más suave.
- Un pequeño truco para poder trabajar mejor la masa: Untarnos las manos con un poquito de aceite veréis como a la hora de trabajarla, resulta mucho más manejable.
 - Para que no se nos cierre el roscón de reyes y quede un agujero bien definido en el centro, podéis utilizar  un aro de emplatar untado en aceite lo ponemos en el centro del roscón y así evitamos quedarnos sin el agujero.
- Para evitar que se dore demasiado, precalentaremos el horno a 220º, cuando metamos el roscón bajamos a 180º y dejamos que se hornee 10 minutos, si vemos que ha cogido demasiado color entonces lo tapamos con papel de hornear y dejamos que siga la cocción el tiempo que indique la receta.
- Para elaborar el azúcar humedecido echamos en un recipiente azúcar blanquilla y añadimos unas gotitas de agua,  removemos y ponemos por encima del roscón montoncitos de azúcar humedecido.
- Sí queréis que vuestro roscón tenga más brillo, una vez sacado del horno y se haya enfriado un poco, ponéis a calentar en un cazo un chorrito de agua con un chorrito de miel y una vez que el agua se haya evaporado y queda una salsita espesa, lo retiráis del fuego y pinceláis por encima del roscón justamente por los lados que no estén decorados de fruta y azúcar.








21 diciembre 2013

Panna cotta de chocolate blanco con un toque navideño






La panna cotta  es de origen italiano y significa literalmente “nata cocida”, es un postre elaborado a partir de crema de leche, azúcar y gelatina. Recuerda al flan, pero su sabor es más lácteo y tiene una textura más parecida a la de la gelatina.

Tras varios intentos por elaborar “la panna cotta perfecta” y luchar con los gramos y mililitros, creo que he dado en el clavo con las cantidades y para mi gusto es la mejor que he elaborado y como no, la quiero compartir con todos vosotros. Este postre es ideal para las cenas navideñas, espero que os guste y especialmente que os animéis a elaborarlo, porque es muy fácil y está riquísimo. La idea la vi en el blog: kanelaylimon y me encantó. Un postre diferente que no puede faltar en vuestros menús de estas fiestas. Así que vamos a ponernos manos a la obra.




INGREDIENTES:
  • 500 ml de nata para montar
  • 200 ml de leche
  • 7 hojas de gelatina neutra
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de chocolate blanco

Además también necesitarás…
  • Gelatina de fresa, cereza o frambuesa
  • Cortador para pasta (en forma de estrella)
  • Copas o vasos de cristal o de plástico (transparentes)






ELABORACIÓN:
La noche antes de preparar nuestra panna cotta, nos encargaremos de la gelatina, siguiendo las instrucciones del paquete, pero utilizando la mitad del líquido recomendado, para que al cortarla no nos quede demasiado gruesa. Después de prepararla vertemos el líquido sobre una bandeja amplia para que nos quede una lámina fina de gelatina y lo metemos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Ahora vamos con la preparación de la panna cotta: para ello lo primero del todo será hidratar las hojas de gelatina neutra, en un bol con agua introducimos las hojas de gelatina aproximadamente durante unos 10 minutos.
Mientras, ponemos un cazo al fuego con la nata y el chocolate hasta que éste (el chocolate) se derrita, a esta mezcla le añadimos las hojas de gelatina previamente escurridas, removiendo bien hasta que la gelatina se disuelva por completo, retiramos del  fuego y colamos esta mezcla y por último añadiremos la leche y el azúcar removiendo todo muy bien.

A continuación con un cortador de pastas comenzáis a cortar las figuras en la lámina de gelatina de fresa que tenemos reservada en el frigorífico, para adornar los vasitos (yo he utilizado uno en forma de estrella, muy apropiado para estas fiestas, pero podéis utilizar el que queráis, para los circulitos del interior de los vasitos he utilizado un tapón de botella pequeña también os vale un dedal), y las colocamos o pegamos por dentro de las copas, de forma decorativa. Una vez que la panna cotta haya perdido el calor (unos 15-18 minutos), ya podemos llenar las copas y dejamos enfriar  en el frigorífico (unas 2 ó 3 horas) hasta que cuaje, después podemos colocar estrellas o gelatina picada por encima de la panna cotta, pero eso será una vez que cuaje.
Recortes de gelatina



NOTAS:
-         -  La gelatina la he escogido de color rojo (gelatina de fresa o cereza) y de color fucsia (gelatina de fambuesa), para que destaque y el contraste sea mayor con el chocolate blanco a la hora de la decoración.
-        -   La nata que he utilizado ha sido nata para montar 35% materia grasa, así nos quedará mucho más cremosa y ligera.
-          - Cuidado a la hora de echar la panna cotta en los vasos, ya que si la echáis caliente la gelatina que habéis puesto previamente para decorar, se diluirá!!!! Tenéis que esperar a que pierda el calor, aproximadamente unos 15-18 minutos.
-          - Con los recortes que os sobren de gelatina, podéis utilizarlos para la decoración echándolos como base en el vaso o por encima, picando la gelatina con ayuda de un tenedor.

-          Con estas cantidades y utilizando estos vasitos me han salido 14.






















16 diciembre 2013

Merluza rellena con salsa de cebolla. Como plato principal para vuestras cenas navideñas es ideal!!



Si no sabéis que cocinar y como sorprender a vuestros invitados en estas fiestas, esta receta es la ideal!! sobre todo para los que queráis un plato ligero y diferente. El resultado es genial, una merluza sabrosa y un relleno con mucho sabor, os confieso que al principio no era partidaria de elaborar este plato para Navidad, pero en cuanto probé el resultado... uuuummmmm...!!!!! Tanto me gustó que este plato será el principal en alguna de mis cenas, así que no me voy a enrollar más, tomad nota!!! os dejo con  la receta

Vamos a ponernos manos a la obra





INGREDIENTES:
  • Una merluza grande
  • 12 varitas de mar (palitos de surimi)
  • 12 gambas
  • 2 huevos cocidos
  • 100 g de champiñones
  • 2 cebollas grandes
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil picado
  • Sal
  • Un vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 2 patatas grandes como acompañamiento (opcional)

Además también necesitarás:
  • Aguja e hilo grueso para coser la pescada, también puedes utilizar palillos.




ELABORACIÓN:
Lo primero de todo será lavar bien la merluza, secarla un poco con papel absorbente o un paño y retirarle muy bien las espinas, una vez la merluza lista, nos dispondremos a preparar el relleno: para ello picaremos a trocitos muy pequeños las varitas, las gambas y los champiñones, coceremos los huevos, los partiremos a la mitad reservando la mitad de uno de ellos para la decoración final de la merluza, el resto los incorporaremos al relleno también partidos a trocitos pequeños, una vez todo partido, echaremos un chorrito de aceite de oliva en la sartén con los dos dientes de ajos partidos a la mitad, cuando los ajos cojan un poco de color doradito, añadiremos el relleno con un poquito de sal y perejil picado, lo pasaremos varios minutos por la sartén (unos 10 minutos), dejaremos que se enfríe un poco, retiraremos los ajos y después nos dispondremos a rellenar la merluza, una vez rellena, la coseremos o le pondremos palillos, en mi caso la he cosido, como se observa en las imágenes.

Rellenando y cosiendo la merluza...
Mientras el relleno se va haciendo en la sartén y lo dejamos que se enfríe, iremos troceando las cebollas, (no hace falta que las troceéis en trocitos pequeños porque luego irá a la batidora), y las pondremos en la bandeja del horno junto con un chorrito de aceite de oliva, sal y el vaso de vino blanco que le echaremos por encima, a continuación colocamos la merluza encima de la cebolla una vez rellena y cosida o colocados los palillos. Si vais a añadirle patatas es el momento de colocarlas en la bandeja del horno alrededor de la merluza, previamente cocidas (unos 10/14 minutos) y cortadas a rodajitas espolvoreándolas con un poco de perejil picado. Una vez añadido todo en la bandeja, le echaremos un chorrito de aceite de oliva por encima. Con el horno previamente calentado a 180 grados calor arriba y abajo, introducimos la bandeja y dejamos que se cocine durante unos 55-60 minutos (depende de cada horno).

Una vez transcurrido este tiempo, sacaremos la bandeja del horno, esperamos a que se enfríe un poco, retiraremos la merluza y las patatas con mucho cuidado para disponernos a batir la cebolla que dará como resultado la salsa de este plato.Una vez batida, pasaremos la salsa a una bandeja y encima colocaremos la merluza y las patatas y finalmente le colocaremos en la boca de la merluza la mitad del huevo cocido que reservamos antes, como decoración.

Y… ya está!!, ya tenéis vuestra merluza rellena!! lista para servir en vuestra cena navideña, os animo a que la probéis a hacer porque el resultado es exquisito!!!!
Espero que os haya gustado la receta de hoy. Nos vemos pronto con otra receta navideña, por cierto, ya es la última receta de navidad!!! Pasadlo bien.




NOTAS:
- En el caso de que no queráis conservar la cabeza de la merluza, se la podéis retirar antes de comenzar a rellenarla, yo se la he dejado porque para mi gusto, estéticamente queda mejor presentada.
- Los champiñones que he utilizado son frescos, de ahí provienen los trocitos de color negro que se observan en el relleno, pero perfectamente podéis utilizar los de lata.
- Si no os gustan los champiñones, podéis utilizar otra verdura que os guste, como el pimiento verde o rojo.
- Al relleno también le podéis añadir aceitunas negras o verdes partidas a trocitos pequeños, pero en este caso las añadiréis al relleno una vez lo hayáis sacado de la sartén y se haya enfriado un poco.


09 diciembre 2013

Bizcocho de yogur y arándanos. Receta Navideña


Hoy os traigo un bizcocho navideño, esponjoso, sabroso y delicioso, bueno eso de navideño es porque lo digo yo, porque este bizcocho se puede consumir cuando quieras, pero como lleva arándanos deshidratados pues me pega más para estas fechas, ji,ji…
Para mí es un bizcocho deluxe: por su esponjosidad y lo ligero que resulta al comer.
Lo vi en el blog: Mamá InDesign y me encantó, así que, compré los ingredientes y... al lío!!

¿Ya estáis listos? ¿Os habéis colocado el delantal? Ji,ji… Pues manos a la obra!!

INGREDIENTES:
  • 300 g de harina
  • 4 huevos
  • 120 ml de aceite de oliva suave
  • 240 g de azúcar
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • 2 yogures naturales 
  • 75 g de arándanos deshidratados
  • Azúcar glas para la decoración (opcional)


ELABORACIÓN:

Lo primero de todo será cortar en trocitos los arándanos (con ayuda de un cuchillo o unas tijeras) e hidratarlos y para ello en un recipiente con agua los echaremos durante unos 10 minutos. Mientras los arándanos se hidratan en el agua, iremos preparando la masa del bizcocho: en primer lugar, en un bol grande echaremos los 4 huevos junto con el azúcar y batiremos con varillas hasta que quede una mezcla blanquecina, después añadiremos los yogures junto con el aceite y mezclaremos bien, removiendo con una espátula o cuchara, hasta que quede todo bien integrado. A continuación es el turno de la harina, la levadura y la sal, que previamente tamizadas (con ayuda de un tamizador o colador), las añadiremos a la masa y mezclaremos todo muy, muy bien hasta que quede una masa homogénea. (Si veis que al añadir la harina quedan muchos grumos, podéis batir con las varillas de nuevo, hasta que los grumos hayan desaparecido y quede una masa homogénea, esponjosa y suave).

Encendemos el horno a 180º  calor arriba y abajo, mientras se calienta, vamos preparando los arándanos. Los sacamos del agua y los escurrimos en un colador, después los secamos bien con ayuda de un papel absorbente. Después en un bol, los pasamos por harina, para que se distribuyan uniformemente por todo el bizcocho y no se vayan al fondo durante el horneado. Una vez enharinados, los añadiremos a la mezcla del bizcocho removiendo despacito para que queden bien repartidos por toda la masa del bizcocho.
Por último, sólo quede echar la masa en el molde que hayamos elegido, previamente engrasado!!, lo introducimos en el horno aproximadamente durante 45 minutos (depende de cada horno) si tenéis dudas de si está hecho, pincháis con un palillo de brocheta en el centro del bizcocho y si éste sale limpio, es que el bizcocho está listo para devorarlo.

Una vez sacado del horno, esperáis unos 8 minutos a que se enfríe en el molde, lo desmoldáis y lo ponéis sobre la rejilla para que se enfríe totalmente. Sólo queda, si queréis decorarlo, espolvorear con azúcar glas por encima.

Ya está!! Ya podéis consumir este delicioso bizcocho acompañado de un café, té, chocolate… de lo que queráis porque está buenísimo de cualquier forma!! Espero que os haya gustado y sobre todo que os animéis a prepararlo!! Porque es muy fácil de hacer. Nos vemos pronto con otra receta, que también será navideña, pasadlo bien!!!!


NOTAS:
-     La harina que he utilizado ha sido de repostería, pero si utilizáis harina de fuerza también os vale.
-     Le he echado arándanos deshidratados, pero si le echáis pasas, nueces e incluso naranja confitada a trocitos, también quedará genial.
-     Los yogures naturales que he utilizado eran azucarados, pero igualmente podéis utilizarlos sin azúcar, porque el bizcocho de por sí está bien azucarado,ja,ja…
-      En cuanto a la decoración, he optado por echarle azúcar glas, pero en el caso que le echéis a la masa naranja confitada, a la hora de decorarlo por encima, le vendría genial un glaseado de chocolate negro, porque la mezcla de sabores: "naranja-chocolate", resulta exquisita.
        
-
      





04 diciembre 2013

Galletas reno (de turrón blando)





Estas galletas están muy buenas, son muy divertidas de hacer y estoy segura de que serán todo un éxito si os animáis a elaborarlas.
La razón de elaborar esta receta, ha sido porque las vi en el blog: Kanela y Limón, un blog que me encantaaaa…!! Os animo a que lo visitéis porque os quedaréis pegados a la pantalla del ordenador babeando por sus deliciosas recetas y sus increíbles fotografías. Así que me pareció muy buena idea y sobre todo, aprovechando que estamos en Navidad son ideales para elaborarlas. Me apresuré a comprar los ingredientes y me puse manos a la obra con estas originales y ricas galletitas. He añadido alguna modificación con respecto a la receta original.

Este ha sido el resultado…





INGREDIENTES:
  • 300g de harina de fuerza
  • Una barra de turrón blando (300g) o crema de turrón (200g)
  • 100g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas colmadas de azúcar (la receta original no contenía)

Además también necesitaréis… (para la decoración)
  • Lacasitos
  • Galletitas saladas en forma de corazón




ELABORACIÓN:




Lo primero de todo será trocear en un bol grande la barra de turrón (si utilizáis la crema de turrón, directamente la mezcláis junto con la mantequilla previamente derretida también en el micro y el resto del procedimiento es exactamente igual), al turrón troceado le añadiremos la mantequilla también troceada y previamente derretida unos 45 segundos en el microondas dejándola después un poco reposar a temperatura ambiente, lo mezcláis bien con ayuda de un tenedor, a continuación echáis las cucharadas de azúcar y el huevo y comenzáis a batir hasta que quede una mezcla sin grumos, por último se añade la harina poco a poco, que iréis mezclando con ayuda de un tenedor y finalmente lo mezclaréis todo con las manos hasta formar una bola.

Esta bola, la podéis dividir a la mitad, para que se os haga más fácil extenderla y la ponéis entre dos papeles de horno, es decir, como si fuera un sándwich (la bola quedaría en medio de los dos papeles de horno, ésto es para que sea mucho más fácil extender la masa y así no se quede pegada ni a la superficie de trabajo, ni al rodillo) y con ayuda de un rodillo la extendéis bien. Una vez extendida con un cortador redondo o un vaso vamos cortando porciones y las vamos poniendo en una bandeja apta para horno, previamente forrada con papel de horno, una vez todas colocadas en la bandeja, justamente en la mitad de la galleta, vamos presionando los dos extremos ligeramente con los dedos hacia el interior, dando la forma de cabeza de reno, después decoramos con lacasitos que serán los ojos y nariz y por último los cuernos que serán las galletas saladas, presionando un poquitín a la hora de colocarlos, para que se nos queden bien adheridos a las galletas.

Finalmente introduciremos la bandeja en el horno precalentado a 170 grados, calor arriba y abajo durante unos 12/15 minutos (depende de cada horno) hasta que tengan un color ligeramente doradito. A continuación las sacaremos del horno dejándolas reposar en la bandeja durante unos 10 minutos y finalmente las pasaremos a una rejilla hasta que se enfríen totalmente.
Y… ya tenéis vuestras galletitas listas para servir, impresionar a los vuestros y devorarlas!! Que con una buena taza de chocolate calentito están de rechupete!!

Espero que os haya gustado y que las preparéis para Navidad, ahora con el frío que hace apetece cocinarlas y sobre todo comerlas!! Ja,ja,ja… Nos vemos pronto con otra receta navideña, pasadlo bien


NOTAS:
-Antes de añadir la harina, la he tamizado porque así, la masa resulta más fácil de mezclar y manejar.
-Con estas cantidades me han salido 22 galletas, para que se conserven bien, las podéis guardar en una latita o un bote de cierre hermético.
-Tengo la costumbre de introducir la masa de cualquier galleta como mínimo una hora en el frigorífico, porque así cuesta menos trabajo extenderla después y una vez que las corto o les doy la forma, también las vuelvo a meter otra hora en el frigorífico, porque así la galleta no pierde su forma durante el horneado.

-La receta original en vez de una barra de turrón del blando, contiene crema de turrón concretamente 200 g, pero como no había en el supermercado utilicé la barra de turrón, a grandes males… grandes remedios, no? Ja,ja,ja…
-Estas galletas, aunque no lo parezcan, no están muy dulces, como se refleja en los ingredientes, les he añadido 2 cucharadas de azúcar, pero si sois muy golosos (también me incluyo, ja,ja,ja…) y os gusta lo dulce, le podéis añadir 1 ó 2 cucharadas más, (cuando las vuelva a hacer, (porque fijo que repito) le echaré dos cucharadas más).





01 diciembre 2013

Escabeche de pavo y cardos




La Navidad se ha ido instalando poco a poco en nuestros hogares, ya es 1 de Diciembre y hay que ir recopilando las recetas, para ver que menú vamos a elaborar para estas fiestas. El escabeche es un clásico en estas fechas, así que yo no he podido resistirme a elaborar esta receta de escabeche de pavo y cardos. Suena muy sano ¿verdad?, je,je… además de sano está buenísimooooo…
Me encanta el cardo, hay mucha gente que no es muy aficionada a consumir esta verdura, pero para mí lo tiene todo, me encanta su sabor y cocido está buenísimo. Además tiene grandes propiedades, ya que se trata de una verdura que facilita la función del hígado y favorece las digestiones. Su fibra, ayuda a regular el estreñimiento, el colesterol y el azúcar, además de producirnos saciedad. Por tanto, es un alimento interesante en dietas para adelgazar, ya que aporta pocas calorías y nos sacia, su valor nutritivo es mayor, aportándonos gran número de sustancias que nos ayudan a mejorar nuestra salud. Así que, replantearos el consumir esta verdura porque es bastante beneficiosa!!
Bueno, ya está bien de enrollarme, que me pongo a escribir y no paro, vamos a ponernos manos a la obra con la receta…

INGREDIENTES:

750 g de cardos (el peso de los cardos ha sido caculado una vez cortados y pelados)
3 ó 4 muslos de pavo
10 ó 12 clavos
10 ó 12 granos de pimienta negra
Una ramita de perejil
Una cebolla
Una cabeza de ajo
Unas ramitas de azafrán en hebras
4 hojas de laurel
1`5 L de agua
Una cáscara de naranja
Un chorrito de vinagre (de vino blanco)
Una pizca de sal
Una pastilla de caldo de carne (opcional)
También necesitarás…
Huevos y harina (para rebozar)
Aceite (para freír)


ELABORACIÓN:
Lo primero de todo será lavar, retirarles la piel blanquecina raspándolos, yo me he ayudado de un cuchillo, y cortar los cardos a trocitos. Después, echamos todos los ingredientes en una olla, exceptuando el chorrito de vinagre y la pastilla de caldo, la cabeza de ajo la echamos sin pelar, simplemente partida a la mitad, cocinamos a fuego medio hasta que notéis que los cardos están blandos, (en mi caso fue aproximadamente durante 45 minutos). Tres  o cuatro minutos antes de apagar el fuego, si os gusta que el caldo del escabeche quede sabroso, es el momento de añadir la pastilla de caldo de carne, remover bien y apagar el fuego.
A continuación, separamos los muslos y los cardos del caldo y los escurrimos bien, después colaremos el caldo y una vez colado, le añadiremos el chorrito de vinagre. Es el momento de rebozar los cardos y los muslos, primero los pasaremos por harina y después por huevo y a continuación a la sartén y finalmente, añadiremos los cardos y muslos rebozados al caldo colado y… ya está!! Ya tenemos nuestro escabeche navideño preparado para disfrutar en la cena.

 NOTAS:
-Lo podéis servir a temperatura ambiente o caliente.
-La harina que he utilizado para rebozar los cardos y muslos ha sido: harina especial para freír.
-He utilizado cardos frescos, pero también os valen los cardos congelados que venden en el supermercado.