Texto

"Allá donde me lleve la Imaginación..."

12 febrero 2014

"Negritos": Unos pasteles para San Valentín


Hace mucho tiempo que tenía esta receta guardada en mi recetario particular, es decir, en mi cabecita y por una cosa u otra no la hacía, pero de esta semana no podía pasar, es la semana de San Valentín y me parecían ideales para elaborarlos y “San-valentizarlos”, ja,ja,ja… así que, aquí tenéis mi propuesta dulce para este día, estos pastelitos llamados “Negritos” por su cobertura de chocolate negro, están deliciosos y son ideales para sorprender a vuestras parejas, pero no sólo el 14 de febrero, sino cualquier día, ji,ji…
  
En la elaboración, les he puesto mucho amor y todo mi corazón, como bien podéis observar en las imágenes, ja,ja,ja…  de hecho, me he vuelto loca dibujando corazones tanto, que no le falta a ningún pastel!! Además son muy vistosos por su colorido: negro por fuera y rosita por dentro.
Os dejo con los ingredientes y su elaboración…

INGREDIENTES:
  • Para la masa del bizcocho:
  • 500 gr de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 3 vasos de leche
  • 320 gr de azúcar
  • 200 gr de aceite de oliva suave o de girasol
  • 5 huevos

Para el relleno:
  • 200 ml de nata para montar
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Colorante líquido o en pasta (opcional)

Para la cobertura:
  • 500 gr de chocolate negro para fundir
  • 250 gr de mantequilla sin sal

 Además también necesitarás…
  • Azúcar glas para espolvorear

ELABORACIÓN:

En primer lugar separamos las claras de las yemas  y  montamos las claras a punto de nieve una vez montadas, batimos las yemas y las agregamos con movimientos envolventes para que no se bajen las claras, a continuación vamos agregando el azúcar poco a poco sin dejar de batir, después agregamos la leche y el aceite y finalmente añadimos poco a poco la harina mezclada con la levadura y ambas previamente tamizadas, con ayuda de un tamizador o colador y vamos mezclando poco a poco hasta que quede una masa lisa, sin grumos.

Vertemos esta mezcla en el molde previamente engrasado y espolvoreado con un poco de harina, os aconsejo que el molde sea rectangular o cuadrado, para que al cortar los pasteles podáis hacerlo  con la forma que se observa en las fotografías.

A continuación con el horno precalentado a 180º C calor arriba y abajo, introducimos el futuro bizcocho aproximadamente unos 35/40 minutos depende de cada horno, para probar si está hecho, podéis introducir la punta de un cuchillo o de una brocheta y si sale limpia, es que vuestro bizcocho está listo!!

Lo sacamos y lo dejamos enfriar unos 15 minutos y luego desmoldamos y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Mientras esperamos que se enfríe, es el momento de preparar el relleno, para ello añadimos en un recipiente la nata, el colorante que es opcional, (en mi caso he optado por añadirle unas gotitas de colorante líquido de color rojo) y las cucharadas de azúcar, con ayuda de unas varillas eléctricas montamos la nata y después la introducimos en la nevera hasta el momento de rellenar nuestros pasteles.
Ahora nos disponemos a cortar el bizcocho en rectángulos y partirlos por la mitad para rellenarlos con la nata. Tal y como se observa en la fotografía:


Una vez todos rellenos los introducimos en una bandeja en la nevera, mientras preparamos la cobertura, para ello derretimos el chocolate junto con la mantequilla bien al baño maría o bien en el microondas, si optáis por derretirlo en el micro tened cuidado de que el chocolate no se queme!! Para ello pondremos en funcionamiento el micro en intervalos de 30 en 30 segundos, removiendo un poco la mezcla cada vez que lo saquemos del micro, hasta que esté derretido tanto el chocolate como la mantequilla.

Finalmente pondremos los pastelitos ya rellenados sobre una rejilla y debajo una bandeja o plato con papel vegetal para que no se manche la mesa o encimera de chocolate sobrante y vertemos la mezcla sobre los pastelitos, tanto por la superficie como por los laterales, (para bañar bien los laterales nos podemos ayudar de una cucharita), una vez todos cubiertos, los introducimos en la nevera, hasta que el chocolate se solidifique y se seque y podamos decorarlos o espolvorearlos con azúcar glas.

En mi caso, ya que estamos en San Valentín, he optado por dibujar un corazón sobre un folio, recortarlo y utilizarlo como plantilla, podéis simplemente espolvorearlos con azúcar glas por encima, cacao en polvo, o lo que se os ocurra, aquí dejo que fluya vuestra imaginación.
Espero que os haya gustado, nos vemos pronto con otra nueva receta, pasadlo bien!!!!

NOTAS:
-La harina que he utilizado es harina de fuerza, también os vale la de repostería.

-La leche utilizada ha sido leche entera, para que la masa tome mayor consistencia.

-El colorante no aporta sabor, sólo color, lo he utilizado líquido también podéis utilizarlo en pasta, sólo que a la hora de agregarlo a la nata lo haréis cuando la nata esté semi-montada. En cuanto al color, podéis utilizar el color que más os guste.


-Con estas cantidades me han salido 22 pastelitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por pasar y comentar!! me hace muchísima ilusión saber vuestras opiniones!!